Huitzilopochtli, the patron god of the Mexica,...

Image via Wikipedia

Reproduzco para todos nosotros, el momento del “estoque”, después de la bien lograda “faena” del post anterior.
(Note se que no soy  villamelon)
por CLASICKO @ 2010-06-09 – 04:22:58
Octava parte
Nuestra Diosa Tonantzin – Guadalupe
En el año de 1531, diez años después de la llegada de los españoles en conquista de Tenochtitlán los vencedores creían apagado el culto a nuestros Dioses,  cuyos Teocalis habían sido demolidos uno a uno por las manos profanadoras e irrespetuosas del derecho ajeno.
Nuestra gran Tenochtitlán  ahora esta divida   en vencedores y vencidos, los 78 grandes palacios,  ahora   profanados ya convertidos en  residencias de conquistadores, y los vencidos ahora viven como pueden  en las afueras de la destruida ciudad de los palacios.
Los   frailes franciscanos que habían presagiado  que la conversión de los hijos del Anáhuac iba a ser completa y  deseada por parte de los pobladores de la ahora Nueva España, dado que se les traían “la verdad”  muy pronto se dieron cuenta de que los mexicas no éramos aquellos salvajes que imaginaban y ni que esperábamos  ansiosos a los Dioses ajenos, y que la verdad era parte de nuestra vida común, y  no de sabidurías esotéricas escritas en algún libro, dichas por algún dios ajeno.
La sabiduría de Nuestros Dioses  tenían la fuerza milenaria, ya que nosotros y todas las cosas fueron  creadas por nuestros Dioses creadores Ometecutli, que quiere decir dos veces señor, y a su compañera la llamaban Omecihuatl, que quiere decir “dos veces señora”.
Estas deidades  que  están ahí en la cima de los trece cielos para responder a las necesidades,  a los deseos y anhelos  más profundos de la gente del Anáhuac, la gente del Mayab, o la gente de Mesoamérica.
Fueron las respuestas de nuestros Dioses y Diosas, Ometeotl, las que nos dieron  la fortaleza para crear el Imperio más grande jamás conocido en el nuevo mundo, y así como también ahora nos daría la fuerza  para morir  en manos del conquistador o liberar nuestra tierra.
El exterminio causado por las enfermedades también ha cobrado gran cantidad de vidas, la medicina prehispánica ya no es suficiente para combatir las nuevas enfermedades, el hambre y miseria se han apoderado del pueblo mejicano.
La población de Méjico ha descendido 60% de 18 millones  a 6 millones, la situación es caótica! La población mejicana no tiene más nada que perder y está decidida a dar el último aliento de vida para zafarse de esta opresión, situación que comprenden muy bien los españoles asentados en esta Nueva España! y que no están dispuestos a dejar el oro por el cual vinieron, y no están dispuestos a olvidar su derecho a la esclavitud que le brindaban sus leyes de conquista avaladas por Roma, así que nos encontramos en un momento delicadísimo a punto de estallar la última gran batalla LA DEL EXTERMINIO! o unos o los otros en este punto no había de otra. Esta vez los aztecas no perderían el tiempo con solemnidades que saben bien que los españoles no respetarían como lo hicieron con Moctezuma, así que sería definitivo matar o morir. El espíritu de Cuitláhuac anima a los sobrevivientes a actuar y aniquilar al conquistador o morir en el intento.
Recordemos que, durante la toma de Tenochtitlan la muerte de el gran lider guerrero Cuitlahuac se debió a la viruela que habia sido contagiado, en aquella pandemia de 1521, que le tocó vivir y que  diezmó a la población de Mesoamerica, al utilizar Cortez a sus soldados negros enfermos de viruela como agentes infecciosos introduciendolos a los poblados con el fin de contagiar el agua y diseminar la enfermedad.
Fue precisamente ese deseo de vivir en PAZ el que inicia un cambio en la manera de pensar de uno y otros en ese choque de culturas.
Recordemos que desde 1521 hasta 1531 han pasado 10 años de masacres luchas fraternales, y digo fraternales porque gran cantidad de mejicanos murieron en manos de mejicanos comandados por Cortez.
Ya para este año 1531 empezaba una  nueva  pandemia    EL SARAMPION y  la angustia de los Mesoamericanos era bien justificada, el temor a morir y dejar morir a tus hijos en una guerra sin armas, ni enemigos, sin posibilidad de defenderse, solo encaminarse a una muerte irremediable gracias a la enfermedad traída por los conquistadores.
Este es el tiempo en que aparece nuestra madre Tonantzin que los Españoles llaman Guadalupe
Con su manto azul, “Xiuhtilmatli”, o “tilma de turquesa”, que todos sabían que solo era utilizado por los tlatoanime, los principales, y es también una alusión a Huitzilopochtli, por significar el Ilhuícatl xoxouqui”, el “Cielo Azul“, que era el séptimo de los trece cielos, donde vivía Huitzilopochtli. Un cielo de este color representa el cielo nocturno, que significaba también el “Yohualli Ehécatl”, -“Noche Viente”-, en referencia e “El Invisible, Impalpable”, que era Ometéotl, precisamente.
El color más bien rosado, como bermejo, y también significaba el color del sol, el rubio rojizo del sol que nace y muere, o sea, el color por excelencia de Huitzilopochtli, y el título “Yestlanquenqui”, “Vestido de Rojo”, otro título de Ometéotl.
Tonantzin para los mexicas, era la madre de todo lo que existe, de los hombres y lo más importante, parte de la pareja divina que creó al mundo y a todos los seres vivos.
Cuando irrumpe en la vida de los mexicas esta imagen con su manto azul, el vestido rosa y las señales sus Dioses en su imagen,  Ahora los aztecas entendían  todo: El águila que desciende Cuauhtémoc  lo había dicho antes, “resistir en silencio y no olvidar la grandeza del Anáhuac”  porque en el Universo del Anáhuac las cosas habían cambiado, había otro orden, y a cualquier azteca le sonaría lógico que todos los Dioses del Anáhuac se sometieran y dejaran sus luchas ante la conciliación que traía consigo la Madre de Ometéotl.
Ometéotl, era el “dador de la vida”, “Señor del cerca y del junto”, cercano a todos, en cualquier momento de la vida cotidiana, conocido y reverenciado en toda Mesoamérica, su nombre y representaciones eran tratados con el máximo respeto, siendo reverenciado e invocado
por medio de otros dioses y nombres, entre ellos de manera relevante, por representar la unidad de la creación, estaba Omecihuatl, identificada también con Coatlicue, madre de Huitzilopochtli, llamada Tonantzin, nuestra madre. Su templo estaba en el Tepeyac, en ella se veneraba a la madre de Dios y Dios mismo.
Este simbolismo es fundamental para entender el sincretismo que se da con la Virgen de Guadalupe que  para los conquistadores extremeños españoles y su fidelísima religiosidad le tenían  hacia esta la virgen de Guadalupe de Extremadura España y también con la similar  imagen de la  virgen del coro del mismo santuario , y  con Tonantzin, nuestra madre del Anáhuac, fundiéndose en una sola imagen la Virgen de Guadalupe del Tepeyac que más adelante sería adoptada“ En silencio” por todo el pueblo mexicano, como su Emperador les aconsejó, ya  que al convertirse en esclavo de su propia tierra, solo les queda el consuelo de su Diosa Tonantzin, y la promesa del último emperador Cuauhtémoc de que
“el Anáhuac habrá de resurgir con su grandeza.”
De esta forma el culto tomo una fuerza tan grande, que los propios frailes franciscanos quisieron frenarla, cuando entendieron que la veneración a la guadalupana tenía más características de los ritos sagrados indígenas que de los cristianos. Ya Fray  Bernardino de Sahagún nos da cuenta de ello  en sus obras, que el culto en el cerro Tepeyac  le parecía sospechoso debido a que a su parecer la Virgen solamente había sustituido a la antigua Diosa Tonantzin, adorada por los indios precisamente en ese lugar antes de la conquista.
Lo mismo sucede con la segunda cita de la obra de Sahagún, referida al santuario de Guadalupe. Esta fue tomada de un libro escrito presuntamente por él hacia 1585 y cuyo nombre es Kalendario mexicano, latino y castellano, que forma parte del Manuscrito de Cantares Mexicanos de la Biblioteca Nacional de México.
En este fragmento el franciscano insiste en que el culto guadalupano es, como otros semejantes   “una dissimulación” o antiguo culto a sus Dioses vivos.
La concepción de imágenes para el hombre y la mujer del antiguo Anáhuac, era como la lectura clara de un lenguaje escrito por lo tanto cuando irrumpe la Imagen de la Virgen de Guadalupe en la vida de los mexicas, apenas 14 años después de la gran caída de Tenochtitlán, estos en silencio entienden sus símbolos y elementos que contiene.
Los simbolismos entendibles por los mexicas  la hacen más una imagen Mesoamericana que una imagen europea aunque nominalmente sea católica.
Ahora  la representación de la Virgen en la tilma, como un códice, esta plena de significados y símbolos de la cultura, lengua, religión y filosofía náhuatl.
Nos dice el padre Guerrero:
“Los indios al confeccionar sus ‘tlacuiiolli’ (cosas pintadas) no pretendían retratar, sino comunicar, y no solamente objetos, sino ideas. Siendo su lengua polisintética podía expresar una idea nueva sin recurrir a explicarla con una frase entera, sino con una única palabra que englobara las diferentes raíces, de modo que para ellos resultaba natural acumular también muchos significados en pocas figuras, y aun en una sola.”
Recordemos que en la Gran Tenochtitlán la tolerancia hacia las creencias y los Dioses eran de absoluta libertad de culto, habiendo templos construidos por el gobierno para ser usados por los pobladores que adoraran a algún Dios diferente a los que en esta gran ciudad se adoraban, la gente entendía esto de la tolerancia.
Al permitir y fomentar la adoración de la Virgen de Guadalupe, los mismos españoles estaban permitiendo la adoración a nuestra madre Tonantzin, y los adoradores de Tonantzin tenían tolerancia con los adoradores de las Virgen católica, fusionándose así un símbolo mestizo que no debía negar su origen verdadero, y no podía explicarse lo inexplicable.
Hasta el día de hoy no hay una explicación que satisfaga a todos los involucrados en la fe guadalupana que hoy por hoy es la más numerosa del mundo. La Basílica de Guadalupe, en México, sigue siendo el santuario mariano más visitado del mundo, con casi 20 millones de personas al año.
A pesar de existir miles de iglesias con advocación mariana en el mundo, la Tonantzin del Tepeyac atrae a la mayor cantidad de peregrinos, incluso por encima de vírgenes de Europa. En Alemania existen unos 680, en Italia hay  un total de dos mil 800 santuarios, 80 por ciento son marianos, así como en España, donde la mayoría de los más de dos mil santuarios están dedicados a María ninguno de ellos compara la devoción y fidelidad del pueblo mexicano hacia su morenita y sus Dioses.
Esta magia solo pertenece a un pueblo fiel a sus Dioses, devoto a sus costumbres y que en silencio ha sabido esperar su momento, del resurgir del Anáhuac  con toda su gloria y esplendor.
México siempre fiel!
Clasicko
 

 

  • unfearly (Visitante)
  • https://sinmiedoalcambio.wordpress.com
  • 2010-08-08 @ 16:10:01
  • Primeramente un saludo afectuoso, mi hermano. Aunque ya son meses casi seis del ultimo intercambio de ideas, debo manifestarte que la telepatía esta siendo utilizada por todos nosotros, pues al ¨degustar¨, ¨declamar¨ y compartir tus ultimas entradas, me he tenido que quedar de brazos cruzados, pero satisfecho; seis meses sin estar supuesta mente conectado habían dejado cientos de ideas que plasmar, decenas de hipótesis que desarrollar, por todas las certezas que esta especie de retiro me proporciono y que me encuentro? Ya lo escribes Tu, Freeman, Rafa, y otros tantos (tantos como 400 mas)y me dejan sin material, según ¨yo¨ resultado del pensamiento propio del que ahora escribe y por esto me encuentro jubiloso del aniquilamiento del ¨yo¨(del mio, claro) y el empoderamiento del ¨nosotros¨. Ya muy pronto podremos orar el mantra del Padre Nuestro de manera correcta, estoy pletórico por mi lectura y no lo dude ¨paisano¨ la ¨telepatiada¨ se esta poniendo en boga. Reciba mis felicitaciones por su fluidez y claridad. Haga de este calpulli una referencia para los que buscamos ¨volver a ser como niños¨ recordar el acahual alfombra de mi cerro de tezontle, museo de obsidianas y templos destruidos…y maiz, maiz que tambien nos quieren arrebatar, aunque esto es harina de otro costal, de nuevo felicitaciones por exponer el papel de la ¨Guadalupana¨, usurpado por la jerarquía católica , que han tenido que tragar camote y dejar que Tonantzin sea la ¨consoladora de nuestro pueblo¨. Ya pronto…!

    Gracias por tus palabras, en realidad comulgo con tu manera de pensar y confirmo la extensa ola de despertar que en este México esta sucediendo minuto tras minuto.

    Espero tener el privilegio de que me leas pronto con nuevo material, que como bien dices esta llegando a mi mente por medios inexplicables.

    un abrazo
    CLASICKO

    Anuncios