toltecas



Este post es continuacion del anterior en perfecta sincronia y tiempo…
Fabulosa redacción , coherencia y fluidez en este comentario hecho por Hinek, en la web de Rafapal, inspirativo, vallan todas mis condolencias al sistema que se resquebraja, ahora si estoy bailando de contento. !Venga hermanos el 10-10-10 esta esparciendo la energía hacia el pasado y hacia el futuro
Hace 500 años Europa llegó a Amérika, pero no la descubrió sino que la persiguió y la ocultó. Descubrir significa observar, analizar, discernir, investigar; todo lo contrario a lo que ocurrió hace 5 siglos, en que simplemente los invasores se limitaron a tomar posesión y control de los recursos naturales y humanos de las nuevas tierras.
Recién empieza el mundo a descubrir Amérika, es decir, a conocerlo, estudiarlo, entenderlo, valorarlo. Este interés se ha acentuado especialmente en estos últimos años, en la que científicos e intelectuales de occidente están preocupados por las ciencias y culturas de las sociedades ancestrales amerikanas.
Incluso las corrientes espirituales del mundo entero han reconocido que el “punto de encaje” de la energía del mundo,-para hablar con palabras de Castaneda-, se encuentra actualmente en Amérika y muy particularmente en las tierras de los andes ecuatoriales. Los lamas tibetanos han venido al Ecuador para hacer la entrega formal y simbólica de este “poder cósmico” que estaba en “su territorio”, entendiendo que éste es el tiempo de Amérika y que hoy le toca guiar al mundo para ayudar a construir una nueva humanidad.
Para Amérika, éste es el tiempo del cumplimiento de todas las profecías, tal como lo pronosticaron todos los pueblos que sucedería hace 500 años. Los sabios ancianos de Amérika “vieron” en sus ceremonias del período de receso que vivirían los pueblos amerikanos, como parte del proceso necesario que pasarían las culturas amerikanas para que su conocimiento y sabiduría trascendiera en el tiempo-espacio a una forma universal, y no sucumbiese como otras grandes culturas que tuvieron su apogeo, decadencia y desaparición. Ese nuevo tiempo ha llegado y Amérika se prepara para compartir su visión sagrada de la vida, con todos los hermanos de la tierra.
Amérika está viviendo un nuevo renacer, como parte de su proceso de transformación cíclica que lo viene generando desde hace miles de años. Amérika sigue transformándose en espiral como Amaru, la serpiente símbolo de la sabiduría: algo avanza algo regresa, algo continúa algo se detiene… Por eso, con más precisión deberíamos denominar a estas tierras como Amaruka; Amaru = Sabiduría, Ka = Tierra. O Amerikua como la llamaban los Aztekas y que significa La Tierra de los 4 vientos. Amaru, es el símbolo totémico de toda Amérika, es el espíritu de todo este continente. Es la serpiente emplumada (Ketsalcoalt entre los Aztecas) que alza su vuelo desde el corazón de la Madre Tierra hasta el corazón del Padre Cielo. Es el animal que integra a todas las culturas y pueblos del mundo entero, pues es el único animal que existe en todos los continentes.
Los españoles que quisieron europeizarlo todo, castellanizaron las palabras Amaruka y Amerikua, y surgió América. Además inventaron que este nombre era de origen europeo, en homenaje de un tal Américo Vespucci, quien dicen, realizó el primer mapa de este continente. Sin embargo, en el primer mapa que reposa en la Universidad de Texas el que firma es Alberic Vespucci; por otro lado, en Europa no se tienen referencias de que haya existido este nombre hasta antes de su llegada a estas tierras. Al parecer fue un invento para justificar el origen europeo del nombre y quitarle su matriz nativa, en su afán eurocéntrico de imposición cultural.
Dentro de esta perspectiva, se habla de Amérika como el nuevo continente cuando de las últimas investigaciones realizadas se desprendería que es mucho más viejo de lo que se piensa. Lugares como Tiwanaku o Teotiwakán hablan de civilizaciones más antiguas que las que oficialmente se cuentan en la historia académica. Especialmente Tiwanaku, que tendría no menos de 10.000 años de antiguedad, lo que la ubicaría como la cultura más antigua que se conozca, mayor a la egipcia considerada la “cuna de la cultura universal”. De esta misma región proviene el aymará, el lenguaje más parecido al que utilizan las modernas computadoras. Un ingeniero informático boliviano ha inventado un programa de computación por el cual todos los idiomas del mundo se pueden traducir al aymará y de éste a cualquier otro idioma; esto es posible, por cuanto el aymará, utiliza el sistema binario que es el sistema de escritura más preciso que se conozca.
Y no solo que Amaruka sería un continente antiquísimo, sino que el hombre amarukano sería originario de estas mismas latitudes, contrariamente a la versión difundida de que es procedente del Asia. La pregunta que nos hacemos, es: si existen plantas, animales, minerales propios de estas tierras ¿ por qué entre todos los seres que habitaban en este continente no iba a existir un ser humano de características particulares al de otros continentes? Lo que no significa desconocer la posibilidad de que hayan existido flujos migratorios del Asia, Oceanía e incluso de la propia Europa y viceversa. Los científicos solo se han limitado a estudiar a los esquimales (Norte de Amérika) que tienen origen asiático, para tejer la teoría de que debieron seguir bajando y regándose por todo el continente.
Incluso de investigaciones recientes, se han encontrado características fonéticas similares entre el idioma kichwa y el sánscrito, el latín y el griego. Y en el caso de los Mayas con los sumerios y los fenicios. ¿Quién emigró primero? difícil de saberlo. Pero si se confirmare que en Amaruka hubo civilizaciones más antiguas podría ser que partieron de aquí, al menos se despeja otra creencia de que recién hace 500 años Colón “descubrió América”, cuando los pueblos antiguos ya sabían de sus existencia muchos siglos antes. De esto hay cantidad de elementos arqueológicos que hablan de su contacto y comunicación.
A medida que se va descubriendo Amaruka, se van replanteando muchas teorías, especialmente aquellas de que eran pueblos atrasados, primitivos, salvajes, herejes, hechiceros, sodomitas y brujos… Inclusive se puede observar que en muchas ciencias Amaruka ya había descubierto una serie de conocimientos, que Europa los encontraría muchísimo más tarde. Así por ejemplo, hace un poco más de 300 años quisieron quemar a Galileo por atreverse a decir que el sol era el centro del universo. Hoy se sabe que los astrónomos quitus y amarukanos, algunos siglos atrás ya lo habían determinado; que la Tierra era un planeta redondo y no un “inmenso disco plano sostenido por una tortuga”; ellos simplemente observaron durante siglos la sombra que proyectaba la tierra en la luna cuando se producía el eclipse de sol. Los astrónomos Karas (de los cuales somos descendientes los ecuatorianos actuales), particularmente los Kitus ya habían determinado con precisión donde era la mitad del mundo y que lugares se encuentran en la línea ecuatorial. De modo que los Geodésicos franceses que llegaron al Ecuador hace 300 años a realizar las mediciones del cuadrante terrestre, no hicieron más que verificar, que las apreciaciones astronómicas de nuestras culturas ecuatoriales eran correctas.
[1] Amérika con k por un sentido místico y para diferenciarla de América con C de los estadounidenses, que desde el siglo pasado se apropiaron del nombre América. Hoy el mundo entero cree que los americanos son solamente los EEUU, y a los demás nos denominan latinoamericanos, que es un nombre con una gran carga geocéntrica y eurocéntrica.
muy buenas a todos-as.
que putada que ya no podamos leernos con frecuencia por este senterinternito.
rafael dejanos hablar.



Presento a ustedes este magnifico escrito, de alguien que busca, redimir a Meshico, el planteamiento es espectacular. Espero que lo disfruten tanto como un servidor!

por CLASICKO @ 2010-06-09 – 04:20:11
Séptima parte
El balance y la Dualidad
Ometéotl  (masculino) y Omecíhuatl (femenino)): los dioses de la dualidad, pre generadores de las almas y el Señor y la  Señora de los cielos.
Que con su infinita sabiduría sabrán guiarnos en este camino hacia la NUEVA MANERA de vivir que en México se experimentará enseñando al mundo, con el ejemplo que pondrán, las mujeres de México,  porque solo ellas saben cómo es que Tlazoltéotl , Diosa de la totalidad que representa a la mujer madura en plenitud y  a la  energía femenina que se desplaza como el águila que vuela sin moverse, dejando fluir la vida, no luchando contra ella, ya que lo femenino es como el viento y como el agua.
En este sentido el amor a nuestra Diosa Madre Omecíhuatl significa mucho más que el deseo de la propia madre. Es el deseo de volver al origen de la vida, a la creación misma del hombre y la mujer mexica, es el deseo de erradicar la contradicción de la vida, la ignorancia  y el temor a la aniquilación psicológica, a la que nos estamos acercando.
Pronto, muy pronto nuestro calendario maya marcará el 21 de Diciembre del 2012, como el día que dejará de existir el tiempo  “para siempre”.
Y nacerán los tiempos nuevos para el hombre y la mujer nuevos, en donde la dualidad equilibrará las acciones de los hombres y las mujeres, ya que el hombre antiguo que siempre a  luchando contra el tiempo  y  que estuvo centrado siempre en el pasado y en el futuro, , dará paso al pensamiento femenino de la dualidad en donde el tiempo no importa tanto, como  el qué y él para que,  ahora será más importante  el espacio en donde se desarrolla el presente el pensamiento femenino del aquí y el ahora será una guía en nuestro camino para alcanzar mejores estadios de conciencia colectiva.
Las mujeres de la tierra maya, las del Anáhuac, y las de todo México, tienen que volver sus ojos al principio creador Omecíhuatl, para que el pensamiento moderno que aturde y paraliza al hombre y le hace creer que es eficiente e invencible sea compensado  por la gracia del pensamiento creativo que hace que el verdadero ser no se extravié y pierda su autenticidad, un mexicano siempre deseará ser un mexicano, no puede ser otro.
Las mujeres mexicanas son más meditativas, los hombres son más contemplativos, ellos pueden pensar mejor.
Así que  cuando sea necesario pensar, escuchemos al hombre.
Y como las mujeres pueden sentir mejor. Por eso cuando sea necesario sentir, escuchemos hoy y siempre a la mujer.
Esto es, porque todo en el universo está compuesto de un par de opuestos  complementarios.  Porque, estas dos individualidades que se complementan y que formarán, CUANDO LOGREN EL EQUILIBRIO- un tercero, superior a las dos individualidades que lo produjeron.
Este par de individualidades, diferente y opuestas…! se necesitan y se complementan!, ¿para qué?, ….para llegar a la totalidad y poder trascender como nación completa y única.
Recordemos aquella educación que se acostumbraba dar a nuestros niños y niñas en nuestro querido Tenochtitlán  tenía como propósito fundamental, formar la personalidad del individuo, lo cual se expresaba en lengua náhuatl como “in ixtli, in yollotl”, “alcanzar el rostro y el corazón”. Si bien les enseñaban un oficio, también les infundían el amor por él. En toda actividad se les inculcaba un gran sentido de la familia y del grupo humano. La característica fundamental en la educación de nuestros abuelos fue que era activa e integral.
Un aspecto fundamental en NUESTRA educación  Azteca era que todo el aprendizaje tenía una finalidad de ser   trascendente a lo terrenal.
El aprendizaje emergía de las creencias de procurar su salvación, y enfrentar con tolerancia su vida cotidiana para que el futuro no los sorprendiera con desgracias. El pensamiento Mágico-religioso estaba presente en todas nuestras actividades ya sean comerciales, políticas, sociales, morales, religiosas y en nuestra vida cotidiana.
En pocas palabras, la razón de ser del aprendizaje tenía su esencia en algo más profundo y significativo que lo material y esto es lo que se transmitía a los alumnos, ¿Porque hoy no lo aplicamos ahora con nuestros niños y niñas?
Significativo es que las mujeres prehispánicas tenían sus propias Diosas que presidían su vida familiar y modelaban sus actitudes determinando el modo en que cada una debía comportarse en todos los aspectos de su vida, entendían su relación con las deidades, y con sus modelos de vida.
La palabra “ Omecíhuatl” nos introduce a un Ser Divino Femenino, como tal es la madre, la dadora de vida, la Tonantzin que  Hombres y mujeres en el principio la veneraron y sabían que estaban bajo su protección, ella era lo nutriente, era la abundancia, la fertilidad, amada y temida como  poderosa energía femenina.
Por eso cuando nos obligaron a dejar de adorar a nuestra   Tomatztlin  allá en el Tepeyac y dejamos de respetar el ciclo de las estaciones y de la vida, perdimos nuestra relación con la tierra; lo que nos ha llevado a esos estados depresivos de nuestra historia por lo que se vuelve urgente restablecer la relación con la madre naturaleza, con  nuestro pensamiento  en su aspecto femenino.
También dejamos de encomendar el sueño de nuestros niños a nuestra Diosa Yohualtecuhtli que es la Diosa azteca de la noche, y la protectora de los sueños de nuestros niños.
Ahora cuando nuestros campos sufren de la sequía hemos olvidado encomendar nuestras parcelas a las Diosa Atlacoya: Diosa de las sequías.
Así también hemos olvidado encomendar a nuestros pescadores a nuestra Diosa Atlacamani: Diosa de las tormentas marinas.
Y nuestra Diosa Tlacúltetl que es la diosa de la belleza y del amor sensual,  ahora más que nunca te necesitamos en nuestro México donde toda mujer es bella solo por ser mexicana!
¿Y Son las  Diosas solo para Mujeres?
No, las Diosas  han sido celebradas y reverenciadas por todo los miembros de nuestro amado Anáhuac. Hombres, mujeres, niños y niñas, jóvenes y doncellas estaban todos bajo la protección de la omnipresente Madre-Diosa Tonantzin. Ella era a la vez Nutriente y Terrible.
¿Por qué debemos estar  más cerca de nuestras  Diosas?
Para fortalecer nuestra conexión con nuestra esencia espiritual, y nuestra comunión con nuestros  Dioses ancestrales.
Encontrar a la Diosa en su interior ayuda a las mujeres a apreciar su propio poder, sus habilidades, su  herencia y la belleza.
Honrar a la Diosa puede enseñarnos a celebrar todos los momentos de la vida.
Una conciencia más plena de que la Diosa vive en cada mujer mexicana  fortalece los conocimientos internos acerca de la vida, el amor, la naturaleza, la nutrición y la creatividad. Las mujeres que están profundamente conectadas con la esencia de la Diosa, están mejor capacitadas para concretar los cambios que desean imprimir en sus vidas, en sus familias, en sus comunidades, en México y en el mundo.
Para los hombres, una conexión con la Diosa les permite aceptar y conocer su lado místico y le ayuda a no perderse en los esfuerzos cotidianos de la lucha por la vida recordando su papel de Padre, compañero y líder. Recuperar pensamientos positivos acerca de sí mismos, cuando sus hechos se  llevan con el deseo de trascender en los hechos cotidianos.
La reverencia hacia los principios femeninos y la conciencia de la Diosa nos ayuda a ponernos en contacto con la belleza y magia de la naturaleza y todas sus creaturas.
Reconociendo a la Diosa en la Madre Naturaleza como nuestra amorosa Tonantzin, ayuda a expandir nuestro respeto hacia el medio ambiente y nuestra búsqueda del equilibrio entre las energías masculina y femenina, para que en lugar de competir, trabajen juntas, complementariamente, para el bien individual y de toda la humanidad.
Sin embargo hoy en nuestros días este principio humano esta embrutecido y manipulado. La ciencia y las religiones han perdido su esencia, es decir, han perdido a la sabiduría; y una ciencia sin sabiduría nos está conduciendo a
la muerte y a la autodestrucción de nuestro México.
En medio del callejón sin salida, está surgiendo un nuevo mito que reclama la integración en nuestro mundo moderno  de la gran Diosa que rigió los cielos y la tierra en la remota antigüedad, antes de que llegasen las religiones patriarcales que con su violencia y el desatino  nos conducen por un sendero que –si no ponemos remedio– puede desembocar en la aniquilación individual y colectiva, contrario a nuestro destino escogido por nuestros Dioses, la pérdida de identidad, la perdida de sentido de futuro, son algunas de las consecuencias  que se han provocado por seguir a los Dioses ajenos que poco le importan los advenedizos,  sus causas, y   sus pueblos.
Es evidente que hoy requerimos de todos nuestros Dioses y Diosas, hoy se vuelve a necesitar el balance divino!
En lo profundo de la psique colectiva surge con nueva fuerza  la vieja Diosa. Si nos negamos a reconocerla puede desatar fuerzas destructoras, porque reprimimos su esencia. Si le otorgamos lo que le es debido, nos guiará misericordiosa hacia la transformación que tanta falta le está haciendo a nuestro México.
Este retorno es una recuperación desde la sabiduría del Anáhuac de los verdaderos valores femeninos hasta ahora incomprendidos por los novo hispanos. Es la Diosa mujer, la mujer Mexica, la mujer Maya, la mujer mexicana  quien va a abrir un nuevo espacio sagrado en México para el Mundo!
El tiempo es ahora cuando los destinos de este México sean guiados  por los Dioses y Diosas mexicanos,  y la mujer tendrá ahora un papel fundamental para ser la que guie los destinos del nuevo México.
¡Abramos paso a las mujeres! porque ellas son las que están sostenidas por las grandes Diosas madres, las señoras de la tierra y co-creadoras del universo.
¡Viva La mujer mexicana!
Clasicko

por CLASICKO @ 2010-06-09 – 04:20:11 Séptima parte  El balance y la Dualidad  Ometéotl  (masculino) y Omecíhuatl (femenino)): los dioses de la dualidad, pre generadores de las almas y el Señor y la  Señora de los cielos.
Que con su infinita sabiduría sabrán guiarnos en este camino hacia la NUEVA MANERA de vivir que en México se experimentará enseñando al mundo, con el ejemplo que pondrán, las mujeres de México,  porque solo ellas saben cómo es que Tlazoltéotl , Diosa de la totalidad que representa a la mujer madura en plenitud y  a la  energía femenina que se desplaza como el águila que vuela sin moverse, dejando fluir la vida, no luchando contra ella, ya que lo femenino es como el viento y como el agua.
En este sentido el amor a nuestra Diosa Madre Omecíhuatl significa mucho más que el deseo de la propia madre. Es el deseo de volver al origen de la vida, a la creación misma del hombre y la mujer mexica, es el deseo de erradicar la contradicción de la vida, la ignorancia  y el temor a la aniquilación psicológica, a la que nos estamos acercando. Pronto, muy pronto nuestro calendario maya marcará el 21 de Diciembre del 2012, como el día que dejará de existir el tiempo  “para siempre”.
Y nacerán los tiempos nuevos para el hombre y la mujer nuevos, en donde la dualidad equilibrará las acciones de los hombres y las mujeres, ya que el hombre antiguo que siempre a  luchando contra el tiempo  y  que estuvo centrado siempre en el pasado y en el futuro, , dará paso al pensamiento femenino de la dualidad en donde el tiempo no importa tanto, como  el qué y él para que,  ahora será más importante  el espacio en donde se desarrolla el presente el pensamiento femenino del aquí y el ahora será una guía en nuestro camino para alcanzar mejores estadios de conciencia colectiva.
Las mujeres de la tierra maya, las del Anáhuac, y las de todo México, tienen que volver sus ojos al principio creador Omecíhuatl, para que el pensamiento moderno que aturde y paraliza al hombre y le hace creer que es eficiente e invencible sea compensado  por la gracia del pensamiento creativo que hace que el verdadero ser no se extravié y pierda su autenticidad, un mexicano siempre deseará ser un mexicano, no puede ser otro.
Las mujeres mexicanas son más meditativas, los hombres son más contemplativos, ellos pueden pensar mejor.Así que  cuando sea necesario pensar, escuchemos al hombre.Y como las mujeres pueden sentir mejor. Por eso cuando sea necesario sentir, escuchemos hoy y siempre a la mujer. Esto es, porque todo en el universo está compuesto de un par de opuestos  complementarios.  Porque, estas dos individualidades que se complementan y que formarán, CUANDO LOGREN EL EQUILIBRIO- un tercero, superior a las dos individualidades que lo produjeron. Este par de individualidades, diferente y opuestas…! se necesitan y se complementan!, ¿para qué?, ….para llegar a la totalidad y poder trascender como nación completa y única. Recordemos aquella educación que se acostumbraba dar a nuestros niños y niñas en nuestro querido Tenochtitlán  tenía como propósito fundamental, formar la personalidad del individuo, lo cual se expresaba en lengua náhuatl como “in ixtli, in yollotl”, “alcanzar el rostro y el corazón”. Si bien les enseñaban un oficio, también les infundían el amor por él. En toda actividad se les inculcaba un gran sentido de la familia y del grupo humano. La característica fundamental en la educación de nuestros abuelos fue que era activa e integral. Un aspecto fundamental en NUESTRA educación  Azteca era que todo el aprendizaje tenía una finalidad de ser   trascendente a lo terrenal.
El aprendizaje emergía de las creencias de procurar su salvación, y enfrentar con tolerancia su vida cotidiana para que el futuro no los sorprendiera con desgracias. El pensamiento Mágico-religioso estaba presente en todas nuestras actividades ya sean comerciales, políticas, sociales, morales, religiosas y en nuestra vida cotidiana.
En pocas palabras, la razón de ser del aprendizaje tenía su esencia en algo más profundo y significativo que lo material y esto es lo que se transmitía a los alumnos, ¿Porque hoy no lo aplicamos ahora con nuestros niños y niñas? Significativo es que las mujeres prehispánicas tenían sus propias Diosas que presidían su vida familiar y modelaban sus actitudes determinando el modo en que cada una debía comportarse en todos los aspectos de su vida, entendían su relación con las deidades, y con sus modelos de vida. La palabra “ Omecíhuatl” nos introduce a un Ser Divino Femenino, como tal es la madre, la dadora de vida, la Tonantzin que  Hombres y mujeres en el principio la veneraron y sabían que estaban bajo su protección, ella era lo nutriente, era la abundancia, la fertilidad, amada y temida como  poderosa energía femenina. Por eso cuando nos obligaron a dejar de adorar a nuestra   Tomatztlin  allá en el Tepeyac y dejamos de respetar el ciclo de las estaciones y de la vida, perdimos nuestra relación con la tierra; lo que nos ha llevado a esos estados depresivos de nuestra historia por lo que se vuelve urgente restablecer la relación con la madre naturaleza, con  nuestro pensamiento  en su aspecto femenino.
También dejamos de encomendar el sueño de nuestros niños a nuestra Diosa Yohualtecuhtli que es la Diosa azteca de la noche, y la protectora de los sueños de nuestros niños.
Ahora cuando nuestros campos sufren de la sequía hemos olvidado encomendar nuestras parcelas a las Diosa Atlacoya: Diosa de las sequías.
Así también hemos olvidado encomendar a nuestros pescadores a nuestra Diosa Atlacamani: Diosa de las tormentas marinas.
Y nuestra Diosa Tlacúltetl que es la diosa de la belleza y del amor sensual,  ahora más que nunca te necesitamos en nuestro México donde toda mujer es bella solo por ser mexicana!
¿Y Son las  Diosas solo para Mujeres? No, las Diosas  han sido celebradas y reverenciadas por todo los miembros de nuestro amado Anáhuac. Hombres, mujeres, niños y niñas, jóvenes y doncellas estaban todos bajo la protección de la omnipresente Madre-Diosa Tonantzin. Ella era a la vez Nutriente y Terrible.
¿Por qué debemos estar  más cerca de nuestras  Diosas?
Para fortalecer nuestra conexión con nuestra esencia espiritual, y nuestra comunión con nuestros  Dioses ancestrales.Encontrar a la Diosa en su interior ayuda a las mujeres a apreciar su propio poder, sus habilidades, su  herencia y la belleza.
Honrar a la Diosa puede enseñarnos a celebrar todos los momentos de la vida.

Una conciencia más plena de que la Diosa vive en cada mujer mexicana  fortalece los conocimientos internos acerca de la vida, el amor, la naturaleza, la nutrición y la creatividad. Las mujeres que están profundamente conectadas con la esencia de la Diosa, están mejor capacitadas para concretar los cambios que desean imprimir en sus vidas, en sus familias, en sus comunidades, en México y en el mundo.

Para los hombres, una conexión con la Diosa les permite aceptar y conocer su lado místico y le ayuda a no perderse en los esfuerzos cotidianos de la lucha por la vida recordando su papel de Padre, compañero y líder. Recuperar pensamientos positivos acerca de sí mismos, cuando sus hechos se  llevan con el deseo de trascender en los hechos cotidianos.

La reverencia hacia los principios femeninos y la conciencia de la Diosa nos ayuda a ponernos en contacto con la belleza y magia de la naturaleza y todas sus creaturas.

Reconociendo a la Diosa en la Madre Naturaleza como nuestra amorosa Tonantzin, ayuda a expandir nuestro respeto hacia el medio ambiente y nuestra búsqueda del equilibrio entre las energías masculina y femenina, para que en lugar de competir, trabajen juntas, complementariamente, para el bien individual y de toda la humanidad.
Sin embargo hoy en nuestros días este principio humano esta embrutecido y manipulado. La ciencia y las religiones han perdido su esencia, es decir, han perdido a la sabiduría; y una ciencia sin sabiduría nos está conduciendo ala muerte y a la autodestrucción de nuestro México.En medio del callejón sin salida, está surgiendo un nuevo mito que reclama la integración en nuestro mundo moderno  de la gran Diosa que rigió los cielos y la tierra en la remota antigüedad, antes de que llegasen las religiones patriarcales que con su violencia y el desatino  nos conducen por un sendero que –si no ponemos remedio– puede desembocar en la aniquilación individual y colectiva, contrario a nuestro destino escogido por nuestros Dioses, la pérdida de identidad, la perdida de sentido de futuro, son algunas de las consecuencias  que se han provocado por seguir a los Dioses ajenos que poco le importan los advenedizos,  sus causas, y   sus pueblos.
Es evidente que hoy requerimos de todos nuestros Dioses y Diosas, hoy se vuelve a necesitar el balance divino!
En lo profundo de la psique colectiva surge con nueva fuerza  la vieja Diosa. Si nos negamos a reconocerla puede desatar fuerzas destructoras, porque reprimimos su esencia. Si le otorgamos lo que le es debido, nos guiará misericordiosa hacia la transformación que tanta falta le está haciendo a nuestro México.
Este retorno es una recuperación desde la sabiduría del Anáhuac de los verdaderos valores femeninos hasta ahora incomprendidos por los novo hispanos. Es la Diosa mujer, la mujer Mexica, la mujer Maya, la mujer mexicana  quien va a abrir un nuevo espacio sagrado en México para el Mundo!
El tiempo es ahora cuando los destinos de este México sean guiados  por los Dioses y Diosas mexicanos,  y la mujer tendrá ahora un papel fundamental para ser la que guie los destinos del nuevo México.
¡Abramos paso a las mujeres! porque ellas son las que están sostenidas por las grandes Diosas madres, las señoras de la tierra y co-creadoras del universo. ¡Viva La mujer mexicana!  Clasicko


No hay mucho que comentar, o si? Veamos el video y haber que sale…

Y si si hay mucho pero mejor leanlo en el origen http://www.youtube.com/watch?v=W4q6J8fEMtY&feature=player_embedded , vean como se polariza a la multitud y se crea la desinformacion: y como se resuelve esto?, digo si es que que tiene solucion, escucho opiniones, si?…quien primero, sin amontonarse, orden, ORDEN(10:04 21-ene-10)